Pasar al contenido principal
Santo Domingo
Santo Domingo
Santo Domingo
Santo Domingo
Santo Domingo
Santo Domingo

Claustro
Santo Domingo

Este conjunto que inició obras en 1.579, solo pudo concluirse en el siglo XVIII, debido a problemas estructurales en la concepción de su bóveda de cañón (templo) y al asalto de ejércitos y corsarios. Desde su construcción ha tenido notable protagonismo en Cartagena. A pesar de ser un conjunto, para poder rescatarlo, se acometió independientemente la gestión de recursos y la restauración de los inmuebles. El convento, desocupado por problemas en la estructura de cubierta, se pudo restaurar mediante

convenio entre la Cooperación Española y la Curia, cediendo el uso al Centro de Formación de la Cooperación Española por espacio de 25 años. La Iglesia pudo restaurarse mediante convenio entre el Ministerio de Cultura y La Arquidiócesis de Cartagena. El templo se caracteriza por su sobriedad. Su traza se aleja del esquema basilical para introducir en Cartagena el ideario arquitectónico de la contrareforma. La portada de piedra es de influencia clasicista. La reabilitación de este conjunto ha tenido un doble alcance, la recuperación física de la edificación y la utilización, dándole un uso

compatible con los grandes espacios del monumento, respetando la obra original.